PortalSDP>> Noticias2017>> Planeacion_y_onu_habitat
20 de August, 2017
Accesos destacados SDP

Add this Share

Secretaría de Planeación y ONU Hábitat hacen propuesta para mejorar asignación de subsidios públicos domiciliarios


•    Esta iniciativa mejoraría la asignación de subsidios en servicios públicos domiciliarios, llegando a las personas que realmente lo necesitan.

•    Índice permitirá conocer aspectos económicos, demográficos, sociales y de entorno de los ciudadanos.

•    El actual modelo de asignación de subsidios se establece sobre la estratificación de los inmuebles residenciales, no sobre aspectos socioeconómicos de las personas.

•    Los estratos subsidiados son los 1, 2 y 3, el 4 es neutral (no contribuye ni tiene subsidios), y el 5 y el 6 son los que pagan las contribuciones.

•    En Bogotá, en 2015, las contribuciones cubrieron aproximadamente el 69,2% de las necesidades de subsidios del servicio de acueducto.

La Secretaría Distrital de Planeación (SDP) en convenio con ONU Hábitat propone un Índice Multidimensional de Focalización que serviría como insumo para que el Gobierno Nacional asigne subsidios de servicios públicos domiciliarios a quienes verdaderamente lo necesitan y no lleguen a personas con altos ingresos que no los requieren.

Esta propuesta de la entidad, basada en un estudio técnico llamado “La Estratificación en Bogotá: impacto social y alternativas para asignar subsidios”, mejoraría algunas deficiencias técnicas que presenta el actual modelo de estratificación atado al territorio.

  El Secretario Distrital de Planeación, Andrés Ortiz Gómez, sostuvo que la estratificación atada al territorio no es el instrumento ideal de medición de la capacidad de pago, como se cree, ni tampoco el mejor mecanismo para asignar subsidios y contribuciones en servicios públicos domiciliarios. “Las limitaciones técnicas del actual sistema de estratificación, único en el mundo, han ocasionado que se cometan injusticias; usuarios con capacidad adquisitiva reciben subsidios sin necesitarlos, mientras que usuarios que no tienen capacidad de pago no los reciben”.

La propuesta, que fue presentada en una mesa de trabajo con entidades del orden nacional y distrital, permite acercarse de una manera dinámica al poder adquisitivo de los hogares que habitan los inmuebles, para así corregir errores de selección y la asignación perpetua de subsidios de la población.

El funcionario precisó que es necesario contar con un sistema que vaya dirigido a la situación de las personas y las familias y no únicamente al territorio donde viven.  El índice propuesto permitiría al Gobierno conocer aspectos económicos, demográficos, sociales y de entorno de las personas y los hogares, lo que llevaría a determinar si pertenecen al grupo subsidiado o contributivo de los servicios públicos, aclaró Ortiz Gómez.

El Índice Multidimensional de Focalización propuesto considera aspectos socioeconómicos de los hogares. Por un lado, permitirá la construcción de indicadores de pobreza tradicionales y por el otro, recogerá información de carácter demográfico, como la estructura familiar, el nivel de escolaridad del hogar y el envejecimiento; variables que se relacionan con la generación de ingresos. En lo social toma como elemento central las condiciones de salud, y en lo relacionado con el entorno, los factores que afectan el bienestar y la calidad de vida del hogar.

Se presenta el caso de personas que perteneciendo al 10 % de la población con mayor capacidad de pago, residen en estrato 3 y, por ende, reciben subsidios. "El impacto en equidad y eficiencia sería mayor si logramos reasignar los subsidios que reciben hogares con capacidad de pago, en aquellos que no la tienen", manifestó el funcionario.

La propuesta se sustenta en el aprovechamiento de registros administrativos presentes en Ministerios como el de Salud, Transporte y Educación, el Departamento Nacional de Planeación, entidades de orden territorial encargadas del catastro, entre otros. Información que se complementaría con el análisis de encuestas como la de Calidad de Vida y Multipropósito, para el caso específico de Bogotá, que permitirían hacer una aproximación a las condiciones socioeconómicas de las personas.

“Estas encuestas proporcionan una amplia variedad de información y al igual que los registros administrativos son un insumo con mucho potencial para poder acercarnos a las personas y sus condiciones a través de procesos de actualización periódica y cruces de información”, explicó Ortiz Gómez.

El índice multidimensional propuesto logrará tener un impacto positivo en la población vulnerable, logrando una mayor movilidad social a través de la asignación eficiente de los recursos públicos.

La estratificación y la asignación de subsidios actual

El actual modelo de asignación de subsidios se establece sobre la estratificación de los inmuebles residenciales. Sin embargo, debido a que es una medición indirecta de la situación económica de los hogares, da lugar a errores de exclusión e inclusión en el sistema de subsidios de estos servicios.

Los servicios públicos domiciliarios en Colombia tienen un esquema de subsidios cruzados, los usuarios con mayor capacidad de pago subsidian a los de menores recursos. Sin embargo, los resultados deficitarios son el panorama general tanto en el Distrito Capital como en la Nación.

Los estratos subsidiados son los 1, 2 y 3, el 4 es neutral (no contribuye ni tiene subsidios), y el 5 y el 6 son los que pagan las contribuciones, que son la minoría.

Usuarios subsidiados por estrato

De acuerdo con el Sistema Único de Información de Servicios Públicos (SUI), los usuarios con subsidio de acueducto corresponden al 78% del país y al 69% en el Distrito Capital, con una importante concentración en el estrato dos.

Respecto al servicio de alcantarillado, el promedio de los estratos subsidiables corresponden al 76% de los suscriptores del país y al 67% de los de Bogotá, de nuevo con una importante concentración en el estrato dos. Para el servicio de aseo, en promedio corresponden al 86% de los suscriptores del país y al 66% de los suscriptores del Distrito Capital.

En cuanto al servicio de energía eléctrica, los suscriptores de los estratos subsidiables corresponden al 81% del total de suscriptores del país y al 68% de los de Bogotá. El  servicio de gas natural indica que en promedio los estratos subsidiables corresponden al 83% de los suscriptores del país y al 77% del Distrito Capital.

La diferencia entre subsidios y contribuciones crea un déficit que debe cubrir el Fondo de Solidaridad y Redistribución de Ingresos con recursos de los gobiernos municipales para el caso de acueducto, alcantarillado y aseo, y a nivel nacional para energía y gas.

En Bogotá, en 2015, las contribuciones cubrieron aproximadamente el 69,2% de las necesidades de subsidios del servicio de acueducto, llegando a un déficit en el Distrito Capital de $51.048 millones. A nivel nacional, las contribuciones corresponden a $294.898 millones, generando un déficit de $249.524 millones, para el mismo servicio.

*Puede encontrar el  libro “La Estratificación en Bogotá: impacto social y alternativas para asignar subsidios”